Categorías

¿Cómo limpiar la mampara de ducha de vidrio?

15/09/2017· Baños

Las mamparas de vidrio son las más bellas y elegantes, proporcionan luminosidad y transparencia y hacen que hasta los baños más pequeños parezcan más amplios. Sin embargo la suciedad se puede notar mucho más en una mampara de vidrio templado que en una acrílica por ejemplo, así que tendrán que limpiarse más a menudo si queremos que estén siempre relucientes.

Para limpiar el vidrio de la mampara lo más recomendable es utilizar un gel de pH neutro (pH 7), agua y una esponja o bayeta de microfibras. Lograremos una limpieza correcta, prolongaremos la vida del vidrio y no comprometeremos su estupendo acabado.

Si realizamos esta limpieza y mantenimiento de forma habitual lograremos que la imagen de la mampara permanezca reluciente como el primer día durante mucho tiempo.

Algunos fabricantes disponen de tratamientos antical, ideales para aquellas zonas donde el agua presente una dureza media o alta. Por ejemplo, las mamparas Doccia pueden adquirirse con este tratamiento antical. Consiste en una fina capa de un sistema basado en nanotecnología que se aplica sobre el vidrio de la mampara formando una capa protectora que consigue tapar el poro que aparece en el vidrio durante el proceso de templado.

Gracias a esta capa se consiguen repeler las gotas de agua que se deslizan hacia el plato de ducha o la bañera y se consigue así disminuir las incrustaciones de la cal en el vidrio y por lo tanto nos facilitará la limpieza de la mampara y su mantenimiento.

En las mamparas con este tratamiento antical está desaconsejado utilizar limpiadores agresivos (amoniacos, lejías, estropajos, ácidos, etc.) puesto que erosionan el tratamiento protector y al cabo de un tiempo surgirán tanto los depósitos de la cal del agua como la suciedad propia de las duchas como restos de jabón o champú.